5 tips para cuidar tus plantas

El cuidado de tus plantas, sea que las tengas dentro de tu casa o departamento, o al aire libre, en un jardín acondicionado para esto, es importante para mantener su salud y apariencia. Debes dedicarle toda la atención posible, y más cuando lucen enfermas (sí, las plantas también se enferman, no lo olvides). Para ayudarte, tenemos 5 tips para cuidar tus plantas. Revísalos con cuidado.

  1. Limpieza.

Limpiar las plantas

Lo primero es quitar el polvo de las hojas, ya sea con un trapo o una esponja humedecida en agua a temperatura ambiente, y secar con un trapo limpio y seco. Si las hojas de las plantas presentan pelusas pequeñas, evitemos pasar la esponja o un trapo, pues la pelusa cumple una función protectora. En ese caso, lo mejor es retirar suavemente el polvo con un pincel.

Si la planta está en plena floración, no debemos tocar las flores ni echarles agua con pulverizador, ya son muy vulnerables y delicadas durante esta etapa. Hay productos abrillantadores para plantas de interior que puedes adquirir en los viveros, su uso está indicado por el fabricante y debe seguirse al pie de la letra.

Otra alternativa muy beneficiosa es ponerlas afuera en días de lluvia por unas horas, te lo agradecerán (siempre y cuando no sea una lluvia muy fuerte, y maltrate las plantas con flores y hojas delicadas).

  1. Protégelas contra los insectos.

Un enemigo mortal para nuestras plantas son los insectos pueden ya que son capaces de dañarlas lo suficiente como para quitarles su color verde característico. Para repelerlos podemos colocar hierbas aromáticas como jazmín, lavanda, sauco, perejil, orégano o albahaca.

Entre los insectos más dañinos, destacan los pulgones, pues absorben la savia e impide el crecimiento de las plantas. Podemos evitar que estos bichos no se posen sobre nuestro jardín con un chorro de agua con jabón y así caerán al suelo. Si la plaga ya es preocupante, se puede recurrir a elementos más drásticos, como rociar con pelitre, que puedes comprar en florerías, tiendas de jardinería y viveros.

Otra opción es crear un insecticida natural con las hojas de plantas que no son alimento de estos bichos. Los crisantemos, el anís, el cilandro o las caléndulas son buenas para esto. Cocina las hojas de estas especies y así obtendrás venenos naturales. Pruébalas y determina cuál es el más eficaz contra los pulgones.

  1. Cura los tallos heridos o cortados.

Si el tallo o parte de la planta presenta algún corte o rasguño, lo que debemos hacer es tomar un poco de cera caliente (preferiblemente de abejas mejor, de lo contrario una vela también sirve) y con un pincel cubres la zona herida. Al endurecerse la cera creara una capa protectora que evitará que el tallo pierda agua por el corte, conservando la humedad.

De paso, retira las hojas amarillas y los gajos secos o partidos, ya que son tejidos que ya no están vivos y pueden atraer plagas y bacterias que más tarde enfermarán a tu planta.

  1. Dales la atención que necesitan.

Dar atención a las plantas

Las plantas también sufren de estrés a causa de los bruscos cambios climáticos y el déficit de nutrientes del suelo. Debes cuidarlas con mucha atención para evitar la influencia de agentes externos perjudiciales como olas de calor, frío intenso, viento y humedad excesiva.

No intentes cultivar plantas sin antes informarte sobre sus necesidades, sean de humedad, temperatura y tipo de suelo. Tampoco te las lleves contigo si vas a ausentarte de casa o no dispones de tiempo para cuidarlas y atenderlas. Recuerda siempre que ellas son seres vivos atrapados en un entorno que les puede resultar ajeno. No las hagas sufrir.

  1. No abuses del agua.

Riego en las plantas

Generalmente se piensa que todas las plantas deben regarse regularmente todas las semanas, o incluso todos los días, pero esto no es exacto. Algunas plantas, inclusive, no necesitan tanta agua. Si echamos mucha agua es posible que empobrezcamos la tierra, así que sólo usa lo necesario. Cada planta necesita unas condiciones de luz, agua y temperatura diferentes.

Debes informarte y preguntar antes sobre el adecuado cuidado de la planta que prefieras para tu casa u oficina. No riegues las plantas por el tamaño de la maceta, consulta antes el grado de humedad que requieren y la tierra donde está plantada.

Compartir en

Envia tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.