Una verdadera historia de amor

Un hombre en Japón dedicó 20 años de su vida a cultivar un jardín de flores para que su esposa ciega pueda olerlo.

Toshiyuki Kuroki y Yasuko Kuroki

Ellos son Toshiyuki Kuroki y Yasuko Kuroki. Son ganaderos del pueblo de Shintomi, en la prefectura de Miyazaki, y se casaron en 1956, hace ya 60 años. Luego de vivir juntos durante tres décadas, la señora Kuroki, con 52 años, perdió la visión tras complicaciones relacionadas con la diabetes. Esto fue devastador para la pareja, dado que se levantaban muy temprano cada mañana para atender a sus 60 vacas mientras criaban a sus 3 hijos. Además, habían planeado un viaje alrededor de su país para su jubilación, luego de una vida dura pero recompensante en su granja.

La señora Kuroki sufrió una depresión y se recluyó del mundo, mientras su esposo buscaba la manera de darle algo que pueda disfrutar… hasta que encontró la forma de hacerlo, luego de apreciar cómo las personas admiraban sus flores shibazakura, una hermosa flor rosada. Se dio cuenta que si plantaba más de esta planta, la gente vendría a su casa para hacerle compañía a su esposa. Además de esto, esta planta tiene un olor dulce que ella podría disfrutar. De esta manera, el señor Kuroki dejó su trabajo de ganadero y comenzó a sembrar un jardín para su esposa.

Jardín shibazakura

Luego de más de 10 años de plantar la primera semilla, el jardín empezó a florecer y a rodear su casa. El jardín está abierto al público y atrae a muchos visitantes cada año, cerca de 7000 visitantes por día, entre los meses de marzo y abril, cuando florece. Pero lo más importante de todo es que le devolvió la sonrisa a la señora Kuroki. De hecho, algunos visitantes pueden ver a la pareja caminar alrededor de este testamento de amor. Si visitas Japón, ya sabes cuál destino visitar. ¡Qué hermoso lugar!

Jardín de flores rosadas

¿Conoces otra épica historia de amor? cuéntanos

Compartir en

Envia tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.